Agua y espejo

foto sombra impresa fijada, donde el  instante queda perpetuado en la congelación de su muerte, se separa, se aísla y traslada a otro espacio y tiempo desconocido;  se puede poseer el mundo en forma de imágenes y volver a experimentar la irrealidad y lejanía de lo real; la cámara fotográfica consigue captar lo abstracto del tiempo y el espacio, es la herramienta esencial para parar el movimiento, para detener el tiempo; es un reflejo de nuestra mirada, a través de ella convertimos el presente  en pasado y traemos el pasado a nuestro presente, con ella podemos penetrar las superficies del mundo interior y enseñar un universo psicológico y sensorial, encontramos el yo reflejado en imágenes exteriores y nos comprendemos y captamos a través de los demás. Una foto es un conjunto de códigos, una interpretación transformada de la realidad, un vestigio, un rastro directo de lo real, como una huella.

Marga Clark en su libro “impresiones fotográficas el universo actual de la representación”

Deja un comentario